BOOK ON LINE N. Rooms

Acerca de Amalfi

Al día siguiente de vuestra llegada a nuestro Hotel, os depertáis tarde, el sol penetra tibio en vuestra habitación, abrís la ventana y frente a uno de los panoramas más encantadores de la Costa Amalfitana os rendís cuenta de encontraros entre el mar y el cielo.

Después de haber disfrutado en paz y tranquilidad vuestro pequeno desayuno, sentados en la luminosa y panorámica área destinada a este servicio, continuando a admirar la extasiante vista de nuestro golfo, estaréis listos para visitar el característico pueblo de Amalfi.

Hay algo mágico a lo largo de aquellas calles que se enrollan entre las rocas que del Paraíso parecen entrar en el mar robando la mirada no sólo de los turistas que atraviesan desde Sorrento a Salerno por primera vez, sino también para las personas del lugar que la recorren diariamentene. Los carritos repletos de naranjas, limones, nueces, ajíes y verduras de temporada que estacionan en los puntos más panorámicos de la Costa Amalfitana, son bellísimos para ver y fotografiar.

Amalfi es realmente pintoresca, con sus callejuelas, bares, tiendas impregnadas del perfume de limón, restaurantes dedicados al culto de la cocina tradicional y genuina, obras arquitectónicas (como el famoso Duomo), pero sobre todo la atmósfera de tranquilidad característica de toda la Costa. Amalfi es guardia de la historia de las cuatro Repúblicas Marinas, y testigo de un pasado de intenso intercambio con el Oriente. Las formas árabes-bisantinas de su Duomo con el Claustro del Paraíso y el aire que todavía hoy se respira en sus callecitas, constituyen una atracción única en el mundo.

AmalfiCuriosear entre las tiendas características es como hacer un viaje en el mundo de los colores. Amalfi es un lugar adapto para admirar, y porqué no, adquirir magníficas cerámicas artísticas. Si todo este “dar vueltas” por las callecitas os ha despertado el apetito se puede parar en una pastelería para probar la “delicia al limón” dulce de bizcochuelo, crema de limón y nata; pero luego de saborearlo, es obligación el famoso Limoncello, símbolo de este lugar, un licor hecho exclusivamente con una particular variedad de limones locales.

Después del atardecer y de una cena romántica “mar y montana”, inicia la vida nocturna. Mientras algunos van a dormir, en muchos se despierta el instinto noctámbulo. Don Juanes, viveur, enamorados en busca de estrellas fugaces e incansables trasnochadores llenan el mundo de escaleras de Positano, las playas y las pistas de baile a mitad camino entre el cielo y el mar de Amalfi, los bares y la música en vivo de Atrani.

Utilizzando il sito, accetti l'utilizzo dei cookie da parte nostra. maggiori informazioni

Questo sito utilizza i cookie per fonire la migliore esperienza di navigazione possibile. Continuando a utilizzare questo sito senza modificare le impostazioni dei cookie o clicchi su "Accetta" permetti al loro utilizzo.

Chiudi